Deporte Navarro

13/02/2017

Izan Ibiricu, Campeón Navarro Junior de K1

El sábado 11 de febrero, el Frontón Ereta de Tafalla, fue el escenario donde se desarrolló una velada en la que el numeroso y entregado público asistente pudo presenciar una decena de interesantes combates de Boxeo (profesional y amateur) y Kickboxing.

 

Precisamente en esta modalidad, iba a ponerse en juego el Campeonato Navarro de K1 Junior por el que iban a rivalizar el tafallés del Kanku Izan Ibiricu y  el burladés Jon Cárdenas, en una pelea proyectada a tres asaltos de dos minutos de duración cada uno. 

 

Fuerzas muy igualadas

 

Advertidos por la campana del primer asalto, salieron ambos al cuadrilátero tafallica con la habitual táctica del tanteo, para ver de qué pie cojeaba el contrario y establecer el plan de ataque. En este primer envite, además del comentado estudio mutuo, poco podemos destacar aparte de los intentos de Cárdenas por alcanzar a su rival mediante técnicas de pierna.

 

Tras el primer paso por la banqueta, ambos contendientes salieron decididos a poner algo más de carne en el asador y se enfrascaron en un intercambio de golpes, del que salió mejor parado el local Izan Ibiricu quien alcanzó con el puño el rostro del burlatarra. Jon intentó reaccionar buscando con ahínco el cuerpo de su rival pero sus golpes no alcanzaron el objetivo deseado.

 

Así se llegó al tercer y último asalto en el que se iba a decidir todo, habida cuenta de lo parejo de las fuerzas de ambos peleadores. Izán Ibiricu alzó la mano solicitando el apoyo de sus paisanos que reaccionaron de inmediato animando a su luchador. La tensión se palpaba en el ambiente y las ganas de vencer eran tan grandes por parte de ambos gladiadores que llegaron a rodar por el suelo en uno de los encuentros. 

 

Pero Ibiricu supo controlar algo más los nervios y consiguió de nuevo alcanzar a Cárdenas, primero con una patada abajo y después mediante un derechazo al rostro, que parecía pudiera decantar la balanza hacia el guerrero tafallés. El gong puso fin al combate y comenzaron las deliberaciones para establecer el vencedor.

 

La típica estampa del árbitro en el centro del ring flanqueado por ambos contendientes sólo se rompió cuando el speaker daba cuenta de la victoria a los puntos para el inquilino del rincón rojo, Izan Ibiricu que, de esta manera y con la mano del árbitro levantando su brazo al cielo de Tafalla se proclamaba Campeón Navarro Junior de K1, ante el aplauso del respetable y el abrazo deportivo del rival.

 

Fotografías